Nietzsche

Imágenes modificadas y arregladas por Alexis García Ahumada

Anuncios

Poemas Estrellas negras

39

Tengo sueño y una lágrima baja por mi rostro

40

La Luna persiste en quedarse redonda y llena y en no irse de nuestro cielo

41

La Soledad me trae un vaso de agua para refrescarme del contacto con la humanidad

42

Vuelve el Demonio a cobijarme con la tristeza

43

Prostitución del ser, eso es la amistad

44

Oh, Soledad, hoy también me abrazas con tu frío

45

Esta tristeza es una cosa que pesa en el alma y que roe las pocas alegríasde mi vida

Alexis García Ahumada, Estrellas negras

Poemas El ángel suicida

Dejé el templo de mis oraciones porque a él fueron los

Superfluos a pastar sus mediocridades feas y gordas.

Y ese jardín de cerezos celestes y rosas de fuego fue

En mí una tristeza permanente que hirió mi armadura

De azul y hielo.

*

El ángel negro de mis cadenas pétreas es una llama perdida

En un vasto paraíso de atrocidades alquímicas que no cesan

Sino con la lluvia de un mundo nuevo.

*

Los tiernos pechos de la doncella de escarcha

Dieron alimento a los agotados guerreros de la luz

Y el fuego.

*

Ardía la noche con el fuego

Sagrado de los fantasmas

Cadavéricos que inflando

Los sueños de los noctámbulos

Pudieron copular con la realidad

Y engendrar unos hijos nefastos

*

Una tristeza apagada ha rectado por mi

Interior a lo largo del día.

Mis venas se estremecen

Por un miedo impreciso y todo

Cobra un carácter  superfluo.

*

Alexis García Ahumada, El ángel suicida

Una tristeza

Una tristeza apagada ha rectado por mi

Interior a lo largo del día.

Mis venas se estremecen

Por un miedo impreciso y todo

Cobra un carácter superfluo.

Alexis García Ahumada

Ardía la noche

Ardía la noche con el fuego

Sagrado de los fantasmas

Cadavéricos que inflando

Los sueños de los noctámbulos

Pudieron copular con la realidad

Y engendrar unoshijos nefastos

Alexis García Ahumada

Dejé el templo

Dejé el templo de mis oraciones porque a él fueron los

Superfluos a pastar sus mediocridades feas y gordas.

Y ese jardín de cerezos celestes y rosas de fuego fue

En mí una tristeza permanente que hirió mi armadura

De azul y hielo.

Alexis García Ahumada

El ángel negro

El ángel negro de mis cadenas pétreas es una llama perdida

En un vasto paraíso de atrocidades alquímicas que no cesan

Sino con la lluvia de un mundo nuevo.

Alexis García Ahumada

Los tiernos pechos

Los tiernos pechos de la doncella de escarcha

Dieron alimento a los agotados guerreros de la luz

Y el fuego.

Alexis García Ahumada

Una tristeza

Una tristeza apagada ha rectado por mi

Interior a lo largo del día.

Mis venas se estremecen

Por un miedo impreciso y todo

Cobraun carácter  superfluo.

Alexis García Ahumada

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑